Higiene

Las infecciones por hongos en la piel constituyen una de las diez principales infecciones más frecuentes en todo el mundo. Los hongos están siempre presentes en nuestro entorno - en el suelo, mascotas y animales domésticos - y son parte de la flora natural de nuestra piel. Algunas circunstancias y actividades (tales como ambientes cálidos y húmedos creados por el uso de ropa sudada) pueden causar el crecimiento excesivo de ciertos hongos que conducen a infecciones micóticas de la piel y las uñas. Además, las infecciones micóticas son contagiosas, por lo que pueden pasar de un sitio del cuerpo a otro. También pueden pasar de persona a persona a través del contacto piel a piel, a través de la ropa o por contacto con superficies y objetos contaminados con hongos.

Si usted sigue buenas prácticas de higiene puede ayudar a disminuir el riesgo de infecciones por hongos, detener las infecciones micóticas recurrentes y también evitar que las infecciones contagiosas se extiendan alrededor de su cuerpo o a otras personas.

Es importante destacar que se debe mantener la piel limpia y seca. También debe seguir otras normas generales de higiene como lavarse regularmente con jabón y agua tibia, asegurándose de que quede completamente seco después de lavarse, usar ropa limpia y lavar su ropa, sábanas y toallas habitualmente.

Las siguientes buenas prácticas de higiene son para los pies ya que son propensos a las infecciones causadas por hongos.

Sus pies

Con el fin de prevenir o detener las infecciones fúngicas recurrentes en los pies, como el pie de atleta y las infecciones causadas por hongos en uñas de los pies, hay pasos específicos que debe tomar.

Zapatos y medias:

  • Evite caminar descalzo en vestuarios, piscinas y duchas públicos; proteja sus pies con ojotas o sandalias
  • Quítese los zapatos en su casa para que sus pies 'respiren'
  • Utilice sandalias cuando pueda o zapatos hechos con materiales naturales como cuero o lona  
  • Use zapatos que se ajusten a sus pies y dedos correctamente; los tacones altos y los zapatos de punta estrecha pueden dañar el reborde de piel natural entre su uña y la piel por debajo, permitiendo que los hongos invadan debajo de la uña
  • Use medias limpias todos los días, cámbielas si hace calor o después de practicar deportes
  • Opte por medias de algodón, seda o lana en lugar de las sintéticas

Cuidado de pies y uñas:

  • Cuide las uñas de sus pies manteniéndolas cortas y limpias. Las uñas deben ser cortadas derechas y no de forma curva o en V.
  • Siempre seque sus pies cuidadosamente, especialmente entre sus dedos

Su cuerpo

Cuando usted está sufriendo una infección causada por hongos de la piel, las partes afectadas de su cuerpo a menudo pueden estar muy adoloridas o sensibles.

  • Mantenga su piel seca
  • Trate de mantener su piel fresca y expuesta al aire
  • Asegúrese de mantenerse limpio pero evitando el exceso de lavado ya que puede irritar su piel
  • Trate de secarse palpándose más que frotando; al frotar puede dañar su piel y propagar su infección

Lo mejor es evitar el uso de ropa que roce contra la piel y que pueda irritar las áreas sensibles y se debe usar ropa que sea "respirable"; materiales como el algodón y el cuero.

Prevención de la propagación de las infecciones causadas por hongos

Las infecciones micóticas son muy contagiosas, pero los buenos hábitos de higiene pueden contribuir en gran medida para evitar que se extiendan a otras partes de su cuerpo o a otras personas cercanas a usted. En primer lugar, si usted tiene una infección causada por hongos, lo mejor es informarles a otras personas que están en contacto con usted para que puedan estar más atentos a sí mismos. Aquí están algunas otras medidas que puede tomar:

  • Lave y seque bien sus manos después de tener contacto con cualquier infección o su tratamiento
  • No comparta ropas, zapatos, toallas o sábanas y otros artículos personales para evitar la propagación de la infección

Recuerde usar diferentes toallas para su área infectada y el resto de su cuerpo

Arriba