Prevención del Pie de Atleta

Para evitar el pie de atleta y otros hongos en el futuro, hay algunos consejos que puede seguir. Mantener los pies limpios y secos es de suma importancia y debe estar en la parte superior de su lista.

Principales consejos:

  • Evite caminar descalzo en vestuarios, piscinas y duchas públicos, proteja sus pies con ojotas o sandalias
  • Siempre seque sus pies cuidadosamente, especialmente entre sus dedos
  • Use medias limpias todos los días y cámbielas si hace calor o después de practicar deporte
  • Opte por medias de algodón, seda o lana en lugar de las sintéticas
  • Quítese los zapatos en su casa para que sus pies 'respiren'
  • Use sandalias cuando pueda o zapatos hechos de materiales naturales como cuero o lona
  • Lave con frecuencia las toallas y no las comparta

Propagación de la infección

El pie de atleta es muy contagioso así que tenga cuidado con los demás mientras usted esté infectado. Si mantiene sus pies protegidos evitará la difusión de su infección.  Del mismo modo, lo mejor es no compartir su ropa, zapatos, toallas o sábanas. Recuerde usar diferentes toallas para los pies y el resto de su cuerpo, y siempre lavarse las manos después de aplicar cualquier tratamiento. Si lo hace, ayudará a prevenir que la infección se propague a otras partes de su cuerpo. Es una buena idea comentarles a las personas cercanas a usted acerca del pie de atleta para que recuerden lavarse regularmente y tomar precauciones similares a las de usted.

¿Sabías que?

Las infecciones micóticas de la piel están en el top ten de las infecciones más comunes en todo el mundo!

Arriba