Empecid Gyno| Salud Íntima

El peligro de los remedios caseros

En internet y de boca en boca se llegan a recomendar remedios caseros para las infecciones vaginales, pero nadie menciona los peligros que pueden suponer.

Estos remedios no están científicamente probados, además nunca sabemos como reaccionará nuestro cuerpo, ya que depende de la sensibilidad de cada piel o de las posibles alergias.

Estos son algunos ejemplos de remedios caseros que es mejor evitar:

  • Baño de asiento con bicarbonato de sodio: este compuesto químico puede causar quemaduras, irritación e inflamación. También altera el pH vaginal, lo que puede eliminar lactobacilos y dejarla expuesta a otras bacterias e infecciones. 

  • Aplicación de yogurt natural: Los lactobacilos del yogurt untado no harán que se reestablezca el equilibrio del pH de la zona, aplicarse cualquier sustancia que no está hecha para curar una infección vaginal puede empeorar las cosas.

  • Ducha vaginal con vinagre: esta sustancia es ácida y puede generar más irritación. Los médicos en general no recomiendan las duchas vaginales ya que podrían ser causantes de infecciones y otros padecimientos al modificar el pH vaginal. 

  • Introducir un diente de ajo: se cree que funciona porque contiene antibióticos naturales, pero para que sean absorbidos por nuestro cuerpo hay que machacarlo. Asimismo, el ajo puede tener bacterias y suciedad de la tierra, lo que dañaría aún más la zona infectada. 

CONSULTÁ CON TU MÉDICO para conocer tu diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado y que se adapte a tus necesidades.