Empecid Gyno | Salud Íntima
Hombre joven sonriendo

Causas y síntomas de la candidiasis en los hombres

Lee acerca de los síntomas de la candidiasis en los hombres, su prevención y los tratamientos recomendados.

Candidiasis en los hombres

La candidiasis es una afección común que afecta tanto a hombres como a mujeres, es causada por un crecimiento excesivo de un hongo (Candida albicans). La mayoría de las personas que desarrollan una candidiasis están sanas, pero el equilibrio natural de la flora cutánea se ha alterado.

En los hombres, la candidiasis genital afecta la cabeza del pene, algunos de los primeros síntomas de la candidiasis masculina incluyen picazón, dolor e inflamación en la zona íntima, hinchazón del prepucio y sensación de picazón o ardor al orinar o tener relaciones sexuales.

La candidiasis se desarrolla principalmente en hombres con un sistema inmunológico debilitado. Aunque es posible que la candidiasis se transmita a través del sexo, es poco común. Es más probable que te dé candidiasis si:

  • Tu sistema inmunológico está debilitado.

  • Estás tomando antibióticos.

  • Sufrís de diabetes.

  • Padeces diabetes.

¿Cómo prevenir y tratar la candidiasis en hombres?

Aunque la candidiasis masculina se trata fácilmente, siempre se recomienda tomar medidas de precaución para reducir el riesgo de desarrollarla. Garantizar una higiene adecuada y optar por ropa holgada y transpirable son algunas de las acciones más simples y efectivas para ayudarte a prevenir la candidiasis.

Si has tenido estos cuidados y aun así tenes candidiasis, no te preocupes: la candidiasis se trata eficazmente con medicamentos de venta libre que deberían aliviar los primeros síntomas en 3 a 14 días. Algunos de los remedios más populares para la candidiasis incluyen tratamientos por vía oral y/o cremas, que se aplican 2-3 veces al día.

Compartimos algunos consejos de prevención adicionales que pueden ayudarte:

  • Evitá el uso de jabones perfumados agresivos o geles de ducha en los genitales.

  • Limpiá tu zona íntima con regularidad y secala adecuadamente después de lavarla.

  • Duchate en lugar de realizar baños prolongados.