Empecid Gyno | Salud Íntima
Mujer joven doctor

Mitos y verdades sobre la infección vaginal

¿Crees que todas las infecciones vaginales son iguales o que solo se presentan si tenes relaciones sexuales? ¡Olvidate de estos mitos y mejor conocé por qué te da una infección!

1. Tener sexo es la única causa de infecciones vaginales.

FALSO. A las mujeres nos dan infecciones vaginales por muchas razones, incluidas el uso de ropa ajustada, el estrés, el consumo de antibióticos y el uso de jabones perfumados. ¡Hasta el calor tiene que ver! Por ejemplo, los climas calurosos y húmedos propician el desarrollo de infecciones vaginales por hongos como la Candida (de ahí el nombre de candidiasis)

2. La ropa interior sintética favorece las infecciones.

VERDADERO. Telas como la lycra evitan que tu piel “respire” y generan mucha transpiración, lo que favorece las infecciones por Candida (hongos).

3. Existe un solo tipo de infección vaginal.

FALSO. Existen infecciones causadas por hongos, bacterias, virus y parásitos y todas tienen un tratamiento diferente. ¡Consultá a tu médico!

4. Usar ropa apretada produce una infección vaginal.

VERDADERO. La ropa ajustada dificulta que el área vulvar transpire adecuadamente, lo que favorece las infecciones vaginales.

5. Tener una vida sexual activa predispone a las infecciones

FALSO. Una vida sexual sana no predispone a las infecciones vaginales. Son varias las causas de una infección vaginal, y estas son tan comunes, que 3 de cada 4 mujeres tendremos una infección vaginal en algún momento de nuestra vida.

6. Los cambios hormonales predisponen una infección.

VERDADERO. Un aumento de estrógenos, algo que ocurre de forma natural en algunas fases del ciclo menstrual, incrementa la producción de glucógeno por parte de las células de la mucosa vaginal. Esto beneficia a algunos microorganismos, como el hongo de la Candida, que se alimentan de glucógeno y crecen en grandes cantidades lo que provoca Candidiasis vaginal.

7. Durante el embarazo son más comunes las infecciones vaginales.

VERDADERO. Durante el embarazo, nuestros niveles hormonales cambian, y esto puede alterar el pH (la acidez) de la vagina y favorecer la aparición de infecciones vaginales causadas por Candida.

8. El calor favorece las infecciones vaginales

VERDADERO. El calor, la humedad y el estrés son factores que alteran el pH de tu vagina, haciéndote propensa a sufrir infecciones vaginales.